martes, 18 de octubre de 2016

MOSCAS PARA LA PESCA


Aquí empiezo una nueva etapa como montador de moscas para todos aquellos que estén interesados en probar algunas de mis creaciones, todas ellas testadas en todo tipo de escenarios y con distintas especies a lo largo de 25 años de experiencia, tanto en agua dulce como salada.

Así mismo, ante cualquier duda respecto al tipo de mosca a utilizar en función de la especie, el lugar o estación del año, puedo aconsejarles un modelo u otro.
Todos los señuelos están hechos con materiales de primera calidad.


Lucios:  streamers.
Modelos realistas que  imitan  toda clase de peces y otros...
Fabricados en anzuelos extra fuertes y fibras sintéticas que no absorben agua, para aligerar el peso y así poder lanzarlos mas cómodamente, todos rematados con resinas especiales para aguantar las envestidas de este voraz pez.


Basses: poppers, libélulas, ranas, ratones y pequeños peces.
A principios de verano es cuando las libélulas empiezan a poner los huevos y a posarse muy cerca de la superficie del agua, momento en el que tendremos que estar muy atentos porque el bass no dudará en atacarlas sin miramientos.
En los días mas calurosos moscas  como los poppers nos harán disfrutar de lo lindo en zonas de vegetación flotante, sobre todo al atardecer.
Otra artificial excelente, en este caso para pescar en pequeñas charcas llenas de cobertura por todas partes, es el ratón, las picadas suelen ser explosivas!!
Y que decir de las imitaciones de pequeños peces, porque les encantan y es otra buena alternativa cuando andan detrás de ellos o simplemente para pescarlos al agua.
                                                  
                           
Luciopercas: streamers.
Como en el caso de los lucios se pueden pescar con moscas muy parecidas, aunque considero que las que mejor funcionan son aquellas hechas en colores super llamativos como los amarillos flúor y perlados.
A estas es mejor añadirles algo de peso para que trabajen en el mismo fondo que es donde suelen estar estos peces.



Barbos: terrestres, ninfas, crustáceos y pequeños peces
Generalmente los pescamos a pez visto y en superficie, a mediados de primavera y ya con altas temperaturas es normal verlos por las orillas de los embalses buscando cualquier tipo de insecto que llevarse a la boca. Los días ventosos suelen ser los mas favorables ya que es cuando pueden caer al agua cualquier clase de mosca, saltamontes, escarabajos y avispas serán su objetivo. 
Pero si hay una época para envenenarnos con su pesca habrá que esperar a las primeras tormentas del otoño y en consecuencia, con la aparición de las hormigas aladas, es en  estos días donde podremos disfrutar como nunca de estos maravillosos peces.
Aunque en el río también los podemos pescar en superficie lo normal es hacerlo con pequeñas ninfas y crustáceos, moscas con mas peso porque suelen comerlas en el mismo fondo y será  exactamente donde tendremos que presentárselas.
Buscaremos zonas de poca profundidad y corrientes lentas, es aquí donde los podremos avistar y poder tentar.
Otra forma de engañarlos es su pesca al agua, es decir, sin verlos e ir lanzando a diestro y siniestro esperando su picada, para ello las imitaciones de pequeños peces es lo mas recomendable.
En zonas donde exista la abundancia de alburnos serán las ideales para esta técnica.



Carpas: terrestres, ninfas, crustáceos y pequeños streamers
No es un pez que acostumbre a comer en superficie, pero al igual que el barbo en contadas ocasiones puede llegar a hacerlo, así que podremos utilizar las mismas moscas terrestres que para él.
Su pesca es cien por cien visual y habrá que buscarla por las orillas,  ponerle el engaño lo mas cerca posible de su campo  visual será lo adecuado, para así llamar su atención e incitarla a comer, todo esto con la mejor presentación que podamos hacerle, pues es muy desconfiada y al mas mínimo error desaparecerá del lugar.
Sin duda alguna su mejor época para tentarla será en primavera y principios de verano, Los meses de mas calor lo normal es que coma peor y durante las primeras horas del día, pues a medida que el sol apriete buscará aguas profundas.
En otoño y con temperaturas mas agradables volverán a aorillarse para comer todo lo que puedan para pasar el largo y duro invierno, pues durante esta estación permanecerán inactivas totalmente.


 Mar: poppers, crustáceos, peces y streamers de todos los tamaños.
La verdad que me sería imposible enumerar todas la especies pescables, así que mis moscas se centran en algunas depredadoras como lubinas, bailas, jureles, etc...
Es una pesca que suelo tocar menos por no vivir cerca de la costa y mis jornadas suelen ser esporádicas aprovechando las vacaciones de verano.


Para mas información pueden contactarme por  Facebook o en  cesartardio70@gmail.com



lunes, 26 de septiembre de 2016

ADIÓS VERANO 2016


Bueno, pues parece que ya se nos ha ido el verano, que menudo ha sido, dejando a los peces sin ganas de comer y a nosotros sin ganas de ir a por ellos. Pescando hasta el medio día en la mayoría de las ocasiones porque más horas eran imposible por las altas temperaturas, rozando muchas veces los cuarenta grados.
Ahora ya con la llegada del otoño es totalmente distinto y lo normal es que se se vuelvan un poco más activos y podamos disfrutar mucho más de ellos.
Os dejo algunas fotos de mis mejores capturas.




domingo, 3 de julio de 2016


Está claro que los ríos españoles ya no están como hace 20 años y nuestro Guadiana no iba a ser menos. El agua ya no baja igual de limpia y con la llegada de las mal paradas  especies exóticas, nuestros peces autóctonos han cambiado totalmente su comportamiento. Recuerdo  hace unos 15 -20 años, a nuestros queridos barbos comizos  deambulando tranquilamente por las orillas someras  comiendo en tan sólo dos palmos de agua, enseñándonos su aleta caudal en su afán por encontrar cualquier bichejo rebuscando entre las piedras del fondo.
Su pesca era hasta fácil, pues la localización estaba clara y no había más que dejarle caer una pequeña ninfa por delante de los morros para llamar su atención y que se la zamparan!
Y si hablamos de la especie becero apaga y vámonos, el rey de la "seca", jornadas de pescar 20 peces sin apenas andar 300 metros de orilla.
Hoy todo esto ha desaparecido, la abundancia de alburnos y gatos ha sido la culpable de tanto cambio en su hábitat, prohibiéndonos disfrutar de la pesca a mosca en el que fue llamado "el río de los Barbos"
Afortunadamente, aun quedan algunos escenarios donde los podemos pescar de esta manera, pero claro, ya no es ni la décima parte de lo que vivimos algunos..
Aún así os sigo buscando!

viernes, 3 de junio de 2016

BARBOS DESAPARECIDOS


Hay jornadas en las que cuesta horrores dar con los barbos en el río , ya sea porque baje crecido, por las temperaturas, los cambios de presión o simplemente porque ese día no estén activos y no quieran comer....
Por lo general y en condiciones favorables estos peces son "fáciles" de localizar en las tablas lentas y poco profundas , lugares ideales  para nosotros pues nos será más cómodo a la hora de avistarlos. Y es que sus ansias por alimentarse hacen que remuevan el fondo del lecho formando grandes nubes en la superficie del agua, dándonos la pista perfecta de su posición.
Siempre hablando en condiciones de mucha luz, es imprescindible!
Pues ayer fue exactamente como cuento al principio, el río parecía muerto y los peces desaparecidos! Menos mal que al final pudimos localizar algún ejemplar quitándome el bolo...


viernes, 20 de mayo de 2016

LUCIOPERCAS DEL GUADIANA

Estupenda mañana tras las luciopercas del Guadiana, aprovechando que el río baja crecido y ellas que suben, jeje.
En compañía del amigo David.



viernes, 6 de mayo de 2016

UN SUEÑO HECHO REALIDAD



Hoy como de costumbre, había quedado con mi amigo David para ir de pesca, en esta ocasión al río en busca de los grandes barbos comizos que pueblan las tablas del  Guadiana.
Cuantas noches soñando con esa captura  que no me dejaba dormir...
 Nada más llegar nos encontramos con la peor de las situaciones, el río bajaba crecido con lo que dificultaba bastante la pesca,había que pensárselo muy bien, arriesgarnos o cambiar de escenario, al final decidimos jugárnosla. Pescar aguas abajo iba a ser fácil, lo complicado seria  la vuelta porque nos tendríamos que salir del agua y andar por fuera hasta llegar al coche, sin saber como estarían los caminos, en el caso de que los hubiera... La idea estaba clara, descolgarse con los patos y pescar al agua, lances y más lances sin dejar ni un solo sitio libre donde poner las moscas..
Nada más empezar la jornada el amigo David clava el primero con la mala suerte de que se le mete entre unas algas y lo pierde, lastima! Parece que esto empieza bien, me decía...
Tengo buenas sensaciones y parece que hoy nos vamos a divertir.
Seguimos descendiendo río abajo y veo  una zona con muchas piedras y profunda, ideal para albergar uno de los buenos ,  así que vuelvo a lanzar una vez más el clouser minow que tantas alegrías me ha dado, nada más caer al agua noto un pequeño toque y clavo sin pensármelo, seguidamente empieza lo bueno y el animal tira como un "condenao" hacia  una zona poblada de algas, aunque con apuros consigo sacarlo de ahí, dirigiéndose hacia el fondo de la tabla sin dejarme que me acerque al  carrete para nada! Dios, que arrancadas! Parece un gran lucio! Un bass seguro que no porque hubiera saltado ya.. Me ha sacado toda la línea y parte del Backing! Entonces veo a lo lejos como el animal sale a la superficie exhausto del cansancio y me doy cuenta de que es un barbo! La adrenalina se dispara por todo mi cuerpo, tiene que ser grande! Lo tengo cada vez más cerca y a punto de acariciarlo, por fin entre mis brazos, es enorme! , ufff, que locura, estoy eufórico, no me lo puedo creer, que belleza!
Una buena sesión de fotos y rápidamente al agua!
Seguimos pescando pero ya sin rastro de los grandes, algún que otro bass y poco más, está claro que estos peces tienen muy pocos momentos de actividad y hay que aprovecharlos..
Hasta que llegamos a una zona de aguas lentas y sin a penas profundidad donde se podían avistar barbos, aunque más normalitos a los que buscábamos al principio de la jornada, empezaba la pesca a pez visto  pero eso ya es otra historia...